miércoles, 28 de abril de 2010

La liposucción, unas sencillas claves

Una de las operaciones más realizadas con la llegada del buen tiempo en los equipos de cirugía estética de la Teknon es la liposucción. Pero primero que nada debemos aclarar que la liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino que es una operación quirúrgica destinada a corregir aquellas zonas corporales en las cuales persisten cúmulos grasos muy difíciles de quitar con la dieta o el ejercicio físico. Se puede eliminar la grasa acumulada de distintas partes del cuerpo: caderas, muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen, etc.

No estamos hablando de un sustituto a la pérdida de peso, sino un método para acabar con los antiestéticos acúmulos de grasa corporal que no se han podido eliminar mediante la dieta o el ejercicio. Cuando se realiza una liposucción en Barcelona lo que estamos consiguiendo en definitiva es remodelar o corregir el perfil de la paciente de forma más armoniosa independientemente de su peso corporal.

La técnica consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial a través de minúsculas incisiones en la piel. Se separa y fragmenta la grasa con lo que se facilita su aspiración al tiempo que se procura obtener volúmenes regulares y armoniosos.

Tras la operación se pone una prenda de presión en la zona tratada para ayudar a la piel a readaptarse a su nuevo contorno y hasta después de un mínimo de tres meses no se podrá apreciar completamente los resultados finales. Se puede dar el caso de necesitar algún retoque posterior para corregir alguna irregularidad o asimetría pero no es muy habitual.

Y es que la liposucción es una técnica muy efectiva para proporcionar un nuevo contorno corporal al paciente. Con un mantenimiento basado en una dieta adecuada y una práctica periódica de ejercicios físicos es posible conseguir unos resultados permanentes. La gran mayoría de los pacientes están contentos con los resultados obtenidos tras la operación y alcanzan un mayor grado de satisfacción con su cuerpo.

Si tiene pensado hacerse una liposucción recuerde que debe exigir todas las garantías y tomar varias precauciones cómo saber quién es el profesional que va a operarle y si es especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. También es importante cerciorarse de que clínica tenga todas las autorizaciones requeridas por Sanidad y debe pedir un presupuesto detallado con el importe de la operación.




Bookmark and Share

9 comments:

yoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Janis dijo...

Yoli,
Si pasas más hambre que el perro de un ciego es porque a ti también te obsesiona la perfección. De lo contrario, ¿por qué privarte de comer lo que te apetece?
Culpar a la sociedad de esa decisión es un recurso muy fácil y un tópico que utilizamos las personas para justificar, muchas veces, algunas de nuestras verdaderas inquietudes. Llamémosle inquietudes, complejos, crisis o angustias, qué más da. El caso es que nos subimos al carro una y otra vez y luego nos cuesta bajar porque esperamos que sean los demás quienes nos ayuden porque, en definitiva, fueron los que nos animaron a subir. Pues siento decirte que esto no es así. Las decisiones son siempre unilaterales, aunque creamos o nos hagan creer lo contrario. Si una persona decide ponerse a régimen para perder los quilos que le sobran lo decide sola. Claro, siempre está el impertinente de turno que te mira de arriba a abajo y te dice: Vaya… parece que te has engordado… Y si por tu gesto nota que su comentario te ha molestado rectificará haciéndote creer que tu sobrepeso te sienta de maravilla. Y ésta es, amiga mía, la clave del asunto: te ofendes o te importa un rábano lo que digan.
Yo me lo aplico cada día a todos los niveles. Es la mejor manera de sobrevivir, haciendo caso omiso a lo que digan o piensen sobre ti. Sinceramente, soy de la opinión de que las mujeres muy delgadas no resultan en absoluto atractivas, y si encima llevan prótesis en las tetas apaga y vámonos.
Sin embargo, hay excepciones y no se puede generalizar, ya que la cirugía estética es una especialidad muy amplia que abarca desde operaciones más frívolas, como un aumento de pecho por razones puramente estéticas o una liposucción con los mismos fines, a intervenciones de carácter funcional.
Para concluir te diré que, en mi opinión, no hay nada más antiestético que la perfección. La sociedad impone pero nosotros/as estamos para romper las normas.

yoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Janis dijo...

Hola Yoli,
independientemente de los motivos que tengas para adelgazar -tú dices que es por salud pero unas líneas más abajo te contradices- insisto en el concepto de que el ser humano es influenciable por naturaleza pero que las decisiones son unilaterales. Quiero decir que, aunque la sociedad imponga tendencias, el ser humano tiene la obligación moral de hacer lo que su conciencia le dicte, guste a los demás o no guste, se apruebe o se critique. La libertad es un derecho aplicable en todas las facetas de la vida y el privilegio más grande que tenemos. El uso que se le dé depende de los valores y principios de cada cual.
Dices también que los hombres no se enteran de nada y que sólo les interesa el fútbol, las cervezas y el pádel. No sé qué clase de hombres conoces pero te aseguro que no todos son así. Yo jamás depilaría con cera a ninguno de mis amigos.
Sin embargo, me parece muy interesante lo que comentas sobre la perfección. Mira, todas esas personas que pasan una y otra vez por el quirófano tienen un problema de base, eso está claro. Por norma general, suelen ser personas insatisfechas e inseguras que creen, erróneamente, que su encanto está en la apariencia. Deberían pasar por la consulta del psicólogo antes que por la del cirujano plástico. La perfección, como tú bien dices, no existe. Sólo Dios hace las cosas perfectas y nunca se equivoca.
Un besito Yoli.
Por cierto, no sé si conoces a Janis Joplin. Su vida estuvo marcada por la tragedia y por una continua búsqueda de la felicidad que nunca encontró. Sus complejos, que arrastró desde la infancia, la llevaron a comenter los excesos que, finalmente, acabaron con su vida. Te recomiendo su música y su biografía.

yoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Janis dijo...

Hola Yoli,
sólo unas líneas para aclararte algunas cosas.
En primer lugar te pido disculpas por si mis palabras te han ofendido. No era mi intención. Mi estilo escribiendo es muy marcado y, a veces, puede resultar agrio. No obstante, me dirijo a ti con todo mi cariño pese a no conocerte porque me gusta la gente con carácter e inquietudes.
Déjame decirte que si me puse Janis es porque me gusta su música y no porque me sienta identificada con ella al nivel que tú dejas caer... Estuve un año viviendo en Inglaterra y marcó una etapa importante en mi vida. Janis me transporta a una época de descubrimientos, experiencias y aprendizaje. A mis treinta y "tantos" soy todo lo feliz que corresponde para mi edad, aunque aún me queda mucho camino por recorrer y mucha felicidad por encontrar. No comulgo con la debilidad en ningún sentido y no tengo ningún complejo que condicione mi vida.
Por otra parte, no hablaré de Dios. La Fe es algo que se siente, no es tangible, y éste no es lugar para debatir sobre religión. Personalmente, yo soy creyente y para mí Dios es lo más grande que existe. Pero las creencias no se imponen y, por lo tanto, acepto y respeto tu punto de vista.
Me ha gustado hablar contigo Yoli. Espero y deseo sinceramente que si decides operarte lo hagas con el Dr. Paloma. Tengo muy buenas referencias acerca de él, ya que además de ser el mejor en su profesión es una persona muy humana y afectuosa, algo que se agradece cuando no te encuentras bien.
Besitos.

yoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Janis dijo...

Agradezco tus palabras.
No creas que somos tan diferentes, tú me recuerdas a mí hace algunos años. ¿Te parezco inteligente? Bueno, la inteligencia o la tontura no son cualidades permanentes, van surfeando a su antojo a lo largo del tiempo y, a veces, es difícil encauzarlas. Yo siempre digo que es más fácil ser listo que inteligente pero que los inteligentes pueden ser listos si quieren y los listos inteligentes. Ahí está la gracia.
Doy por hecho que eres más joven que yo, pero verás que a medida que cumplas años todo acontece de manera diferente porque tus inquietudes también serán otras. En realidad, la madurez no se mide por la edad cronológica pero la seguridad y la autoestima se van fortaleciendo en base a las experiencias que, ineludiblemente, da el tiempo. Como bien dices, los “golpes de la vida” te hacen cambiar, pero nunca consiguen que pierdas tu identidad. Lo importante es saber relativizar. Hay muchas cosas que no controlamos ni podemos cambiar para que nos dejen de afectar o influir; el cambio está en nosotros mismos y el desapego es fundamental para no perder el equilibrio en la cuerda del tiempo. Sin embargo, desapegarse no implica renunciar a tus propósitos. A lo largo de tu vida te caerás muchas veces, llorarás otras tantas y habrá días en los que decidirás tirar la toalla. Craso error. Si te caes levántate, si lloras sécate las lágrimas y nunca, pase lo que pase, dejes de ser tú misma. Piensa que de lo fácil no se extrae nada positivo. Sólo del fracaso se aprende. Del fracaso, de las decepciones y de los errores. La gente más feliz no es la que tiene menos preocupaciones, sino la que supera obstáculos y vence barreras. Y eso no se logra sólo con la cabeza. Las decisiones, para que sean acertadas, deben ser la suma de la razón y el sentimiento. De lo contrario, papel mojado.
Bien, dicho esto retomo el tema que nos ocupa. Deduzco que no tienes muy claro si quieres operarte. ¿Aceptas un consejo? No escuches opiniones de nadie, ni siquiera la mía. Las influencias externas no son buenas consejeras. Fíate de tu instinto y comprueba las cosas por ti misma. Ves a ver al Dr. Paloma y que sea él quien te informe de todo. Una primera visita no implica que vayas de cabeza al quirófano. Simplemente ves a verle para comentarle tu caso y que él te indique el tratamiento más adecuado. Tal vez tú creas que necesitas una liposucción y él te ofrezca otra alternativa. Estoy segura de que muchas de tus dudas se resolverán al instante y entonces podrás tomar una determinación.
A diferencia de muchos otros médicos, el Dr. Paloma no es un cirujano mercantilista. Quiero decir que será objetivo y estudiará tu caso con profesionalidad para ofrecerte la mejor solución. Te dará la confianza necesaria para que decidas por ti misma. Si finalmente optas por operarte hazlo convencida y sin miedo, de ese modo tienes muchas garantías de éxito. Piensa que el resultado de una intervención de cirugía estética no depende sólo de la pericia del cirujano, sino de la actitud del paciente. Se requiere colaboración y un buen entendimiento por ambas partes.
Éste es el mejor consejo que te puedo dar. Aunque insisto: la decisión deberá ser única y exclusivamente tuya. Espero que si eliges al Dr. Paloma compartas en el blog tu experiencia, sería muy interesante.
Yo escribo en diferentes blogs, especialmente en los de salud y literatura. Tal vez nos encontremos de nuevo en alguno de ellos. Me ha encantado conocerte. Ánimo y mucha suerte.

yoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.