miércoles, 29 de septiembre de 2010

Cirugía Estética 2.0

El avance de las nuevas tecnologías de la información y especialmente de la llamada web 2.0, tales como blogs, redes sociales o webs interactivas, es imparable en todas las facetas de la sociedad y en el campo de la salud no puede ser una excepción. Sin embargo su penetración está siendo relativamente lenta si nos comparamos con otros países, a pesar de todo, no tardará el día que los profesionales médicos nos comuniquemos con nuestros pacientes por medio de las redes sociales indicándoles por ejemplo el mejor día para pedir cita.

Lo que es indudable es que el paciente maneja hoy una gran cantidad de información y posee unas nuevas formas de comunicación social impensables en otras épocas. Aunque existe el problema del acceso a la alfabetización digital es un pequeño escollo de duración determinada, pues las nuevas generaciones nacidas en plena época digital tienen una competencia total sobre este nuevo lenguaje de comunicación.

La llamada revolución digital está evolucionando en una sobreinformación por parte del paciente que llega a la consulta médica con conclusiones e ideas preconcebidas sobre su operación y el resultado del procedimiento quirúrgico que no siempre son correctas y que le están generando unas falsas expectativas que no son realistas.

Incluso existe en el mercado una aplicación accesible desde la tienda iTunes de Apple, llamada iSurgeon lanzada por un cirujano plástico de Florida que permite instalarse en el teléfono móvil un simulador de cirugía estética, concretamente simula operaciones de rinoplastia, mamoplastia, abdominoplastia y liposucción, el resultado se puede subir a tu perfil de Facebook o mandarlo por correo electrónico. Evidentemente esta aplicación difumina los límites entre la ficción y la realidad.

Es fácil encontrar en iTunes otras aplicaciones de este tipo como iAugment de una doctora de Louisiana que permite que sus pacientes puedan jugar con diferentes resultados de mamoplastias.

En los Estados Unidos están causando furor varias webs que permiten prever el resultado de una intervención de cirugía estética. En Europa, la versión británica de la cadena MTV ha lanzado una web llamada Heidi Yourself que permite a los usuarios subir sus propias fotos y ver el posible resultado de una operación estética.

El problema de todos estos juegos e innovaciones técnicas estriba cuando los pacientes llegan a la consulta demandando resultados irrealizables, desmesurados o que incluso puedan resultar perjudiciales o sencillamente estén fuera del sentido común. Hay que hacerles comprender que la realidad no se puede encerrar entre los bites de la pantalla de su iPhone.

Estas aplicaciones deben ser meramente informativas y el asesoramiento personalizado por parte del cirujano plástico debe ser el punto de partida para plantearse o no una intervención de cirugía estética.

Modelos informáticos como el FaceTouchUp sólo muestran cambios morfológicos aproximados pero no permiten ver al paciente lo que el cirujano intenta conseguir con su operación. Incluso pueden puedan llegar a generar expectativas erróneas y debe ser el profesional médico quien aporte el asesoramiento honesto y el sentido común.

Bookmark and Share

miércoles, 22 de septiembre de 2010

El uso de células madre en terapias regenerativas

Las últimas investigaciones publicadas por la Universidad de Pittsburgh sobre células madre demuestran que su uso está aconsejado para la reconstrucción del tejido mamario tras una intervención de mastectomía, siempre y cuando no haya ninguna evidencia de células activas del tumor.

El uso de células madre de origen adiposo para la reconstrucción mamaria es actualmente una técnica  segura con un elevado porcentaje de satisfacción y con una tasa muy pequeña de rechazo. Los datos de este estudio confirman que el uso de células madre es seguro para pacientes que han sufrido una mastectomía ya que las células madre en ningún caso promueven la reactivación del tumor. Sin embargo no es una terapia a utilizar cuando aún existen células activas tumorosas ya que puede provocar el crecimiento del tumor.

La práctica normal en estas terapias es conseguir el tejido adiposo, de donde se extraen las células madre, del tejido sobrante tras la realización de una abdominoplastia o liposucción, las células madre permiten la reconstrucción de los tejidos mamarios.

Y es que el uso de células madre se está generalizando debido a sus varias aplicaciones dentro de la medicina estética como es el caso de su empleo en terapias de antienvejecimiento y para contrarrestar la flacidez de la piel. Hay que recordar que siempre estamos hablando de células madre no embrionarias y extraídas del propio tejido adiposo del paciente. Entre las principales virtudes de este procedimiento hay que destacar que es mínimamente invasor y no precisa de incisiones ni anestesia general. 

Esta técnica también puede ser utilizada para mejorar la apariencia de cicatrices. Aunque no está demostrada completamente su eficiencia algunos cirujanos usan conjuntamente un láser de bajo nivel para activar las células madre antes de que se inyecten en la piel.

Evidentemente el uso de células madre es una de los campos donde más evolucionará la cirugía estética en los próximos años debida a que cada vez se está optando por procedimientos menos invasores. Sin embargo aún queda mucho por investigar por ejemplo en la relación directa entre las células madre y la regeneración del colágeno y los vasos sanguíneos o en el efecto a largo plazo de estas terapias. Lo que nadie puede negar es que las células madre tienen un potencial increíble.



Bookmark and Share

lunes, 13 de septiembre de 2010

La otra realidad de la cirugía plástica

Esta semana vamos a ceder el blog a una de nuestras lectoras que nos ha pedido que publiquemos esta reflexión sobre el papel de la cirugía estética:

La otra realidad de la cirugía plástica.

Si bien es cierto que relacionamos cirugía plástica con la cirugía que se encarga de embellecer nuestro cuerpo no hay que olvidar que dentro de esta especialidad se encuentra también la cirugía reparadora, que está incluida dentro del catálogo de prestaciones de la Seguridad Social por entender que abarca las intervenciones de cirugía relacionadas con la salud y no con la pura estética.

La cirugía plástica no consiste únicamente en mamoplastias, abdominoplastias y estiramientos faciales. Creo recordar que en uno de mis primeros comentarios el Dr. Paloma me preguntó si era capaz de diferenciar la cirugía estética de la reparadora, dando a entender que ambas iban tan unidas que era casi imposible diferenciarlas.

El Dr. Paloma no estaba equivocado, ambas cirugías se engloban dentro de la cirugía plástica; sin embargo la finalidad es bien distinta. De lo contrario, la Seguridad Social no asumiría su coste.

A mi modo de ver, la SECPRE debería dar más información al respecto con el fin de tranquilizar a la población y transmitir la confianza que los medios de comunicación y asociaciones en defensa del paciente intentan empañar. Creo que tanto la SECPRE como la AECEP se equivocan con la postura que quieren adoptar, proponiendo que la cirugía estética pase de ser una cirugía de resultados a una de cirugía de medios, ya que estarían dándole la razón a sus detractores.

En los últimos años, los cirujanos plásticos han sido carne de cañón – y lo siguen siendo- para un público numeroso debido a las negligencias médicas de las que los medios de comunicación se han hecho eco. Eso da morbo y, por tanto, es noticia. El periodismo se está convirtiendo en una profesión corrupta que exagera y deforma la información ofreciendo la realidad que les interesa mostrar.

No ataco a unos y defiendo a otros, sólo intento ser justa como procuro serlo siempre, y aunque tire piedras sobre mi propio tejado debo reconocer que el periodismo es una profesión muy hipócrita que se mueve por intereses. ¿Cómo pueden acusar a la SECPRE de corporativismo si los propios periodistas y los medios de comunicación están comprados? ¿Cómo pueden hablar de transparencia y objetividad? 

Es una vergüenza que repitan una y otra vez esos “programitas basura” donde salen personas destrozadas, física y emocionalmente, tras someterse a una intervención de cirugía estética. Esto ya aburre, es de mal gusto y vulnera el derecho de la intimidad. Pero vende, y esas personas no tienen el menor inconveniente en mostrar sus heridas y en llorar delante de toda España previo pago porque les han hecho creer que sus experiencias evitarán que otras personas pasen por su misma situación. Se sienten héroes por unos minutos y eso les consuela.

Viva la doble moral, la manipulación y la falta de escrúpulo. Esto es España, esto es el mundo. En mi opinión, lo mejor que puede hacer la SECPRE es abandonar su hermetismo y potenciar la cirugía reparadora, así como la labor docente y humana que llevan a cabo desde su Fundación. Del mismo modo, reconocer sus déficits -que existen como en todos los colectivos- y realizar las mejoras oportunas en beneficio del paciente antes de que se disparen más las alarmas. La discreción es una gran virtud en el terreno personal, pero cuando hablamos de salud hay que ir un paso por delante.

Pero ¿por qué se habla tanto de cirugía estética y no de cirugía reparadora?
Muy fácil, porque la cirugía estética es la que vende, la que da dinero y la que te coloca en el escaparate del mundo. O te adaptas al sistema y pasas por el aro o eres un bicho raro. Es lamentable pero es lo que hay, y no nos queda otra que permanecer impasibles y seguir mirándonos el ombligo –o las cartucheras, dado el caso- o reaccionar y tener criterio propio.

No estoy en contra de la cirugía estética, sin embargo echo de menos en el blog comentarios de carácter más humano que ayudarían, sin duda, a que desapareciera la imagen frívola que se tiene de la profesión. La cirugía reparadora es igual o más importante que la estética y merece ser contemplada desde todos sus ángulos, incluso llegado el caso, desvincularla de la plástica.

Me gustaría que este blog sirviera también para concienciar de otra realidad que nos concierne a todos, la de los cientos de personas que por no tener recursos no pueden operarse de una cirugía que les cambiaría la vida. Para ellos la belleza física es algo secundario, ni siquiera se lo plantean. En el caso de estas personas lo que prioriza es la salud y poder llevar una vida digna. Por poner un ejemplo, en el Cottolengo (no sólo en el de Barcelona) se necesitan médicos y cirujanos para operar altruistamente a personas con importantes malformaciones. Ellos no piden nada, sólo aceptan lo que reciben de personas anónimas con todo su amor y agradecimiento, lo único que pueden ofrecer, que no es poco. Esas personas no necesitan una operación de estética, sino reparadora.

Espero que el Dr. Paloma se sume a la causa y que algún día, cuando alguien haga un repaso a su trayectoria, se le reconozca no sólo por ser un excelente cirujano en su especialidad sino por sus valores como ser humano y por conseguir que la cirugía plástica deje de verse como una frivolidad. Espero también que desde los blogs de cirugía estética, foros y redes sociales se apoye esta iniciativa.

Saludos.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

¿Cirugía Estética en Otoño?

Según los datos de una encuesta realizada por una conocida cadena de estética, tras la vuelta de las vacaciones y con el final del periodo estival, un elevado porcentaje de españoles, la encuesta habla del 29% de la población, decide iniciar algún tratamiento estético. Quizás no todos los encuestados pasen de las fase inicial de toma de conciencia y pocos se decidan a pasar a realizarse una intervención de cirugía estética, pero aun así es un hecho revelador que tras el paso del verano un gran número de personas se proponga mejorar su aspecto. Los tratamientos más demandados, según la citada encuesta, son los de obesidad, seguido de la cirugía estética y los tratamientos faciales.

Aunque no existe una época determinada del año más idónea para realizarse una operación de cirugía estética siempre hay que tener en consideración que el paso por el quirófano hay que meditarlo y plantearlo con calma. Nada mejor que marcarnos objetivos a largo plazo ya que cualquier intervención requiere un tiempo de reposo y de postoperatorio adecuado, aunque si bien algunas intervenciones requieren mayor tiempo de recuperación que otras, en todas exigen unos tiempos necesarios para la recuperación del paciente.

Lo que es evidente es que la temperatura más fresca de los meses posteriores al verano es más aconsejable pues siempre será mejor para la cicatrización que el exceso de sudoración propio del verano y hará más llevadero el uso de los sujetadores y fajas comprensoras propias de algunas operaciones como la mamoplastia o la liposucción. También en verano es más difícil alejarse de los baños prolongados en el mar o protegerse de los reyes solares, totalmente prohibidos tras pasar por una intervención quirúrgica.

Por otra parte, en cuanto al cuidado facial, el otoño es la época indicada para recuperarse de los excesos del sol y devolver a la piel su estado natural. Existen una amplia gama de tratamientos de la piel para reparar los daños causados durante el verano como el ácido hialurónico , los tratamientos con Sculptra y Atlean o las microcánulas Pixl’s.

Bookmark and Share

miércoles, 1 de septiembre de 2010

España en el “Top 10” de los países donde más intervenciones de cirugía estética se realizan

Este pasado mes de agosto la International Society of Aesthetic Plastic Surgery (ISAPS) publicó una encuesta sobre las intervenciones de cirugía estética a nivel internacional tras la recogida de datos del 75% de todas las intervenciones realizadas en 25 países diferentes.

Según la encuesta realizada por ISAPS, Estados Unidos seguiría encabezando el ranking de los países donde mayor número de operaciones se realiza, seguido de otros países que no se suelen asociar con la cirugía plástica pero que están emergiendo como importantes centros como China, Brasil, India, México, Japón, Corea del Sur, Alemania y Turquía. Australia, Venezuela, Arabia Saudí, Países Bajos y Portugal ocupan los últimos puestos del ranking.  España ocupa el décimo puesto.

En cuanto a España (con 142.340 intervenciones contabilizadas)  el estudio indica otros aspectos como que el aumento de pecho ya no es la operación más demandada, con 23.548 intervenciones de este tipo en 2009 frente a las 33.073 liposucciones realizadas en el mismo periodo. El tercer lugar lo ocupan las cerca de 17.617 rinoplastias realizadas. A bastante distancia encontramos las 12.740 blefaroplastias contabilizadas y las 7.484 abdominoplastia. Podemos encontrar muchos datos curiosos en las estadísticas presentadas en este estudio como los escasos 74 trasplantes capilares contabilizados en España frente a los 73.140 de la India o que China con 222.530 intervenciones de aumento de pecho es el país con mayor número de mamoplastias realizadas, otro dato curioso son las 64.622 intervenciones de cirugía estética realizadas en un país islámico como es Arabia Saudí.

Pero ya fuera de las cifras y las curiosidades, uno de los datos más importantes para el sector es que el número de intervenciones no quirúrgicas realizadas por cirujanos plásticos superó las intervenciones quirúrgicas, lo que refleja la importancia de la innovación y el interés por parte del paciente en tratamientos menos invasivos y más económicos.

Las intervenciones no quirúrgicas más demandas en España son los neuromoduladores (como el Botox con 85.430), las inyecciones de ácido Hialurónico con 34.627, la fotodepilación láser, las inyecciones de grasa autóloga y el tratamiento láser IP.

Como curiosidad decir que la encuesta ofrece varios datos estadísticos como que actualmente existen aproximadamente 30.817 cirujanos plásticos en ejercicio que en 2009 realizamos 8.536.379 intervenciones quirúrgicas y a 8.759.187 intervenciones no quirúrgicas.

Bookmark and Share

miércoles, 28 de julio de 2010

Cirugia estetica en verano

Por una u otra razón todos deseamos que llegue el periodo estival y las vacaciones de verano, un periodo asociado al descanso, la diversión y al ocio. Sin embargo, también es un buen momento para acudir a una clinica de cirugia estetica pues operarse en verano también tiene algunas ventajas.

La principal ventaja es el tiempo libre, no hace falta conseguir una baja laboral ni dar explicaciones en el trabajo, no existe tanto estrés y los pacientes pueden recuperarse sin presiones.

En verano pueden realizarse todo tipo de intervenciones de estética, aunque es preciso tener una prudencia añadida y especial precaución con el sol, sobre todo si el paciente se somete a una cirugía facial, en estos casos debemos evitar cualquier contacto directo con el sol y se recomienda el uso de cremas de factor total. Hay que recalcar ante cualquier operación de cirugía estética la importancia de protegerse del sol y evitar el efecto directo de los rayos solares sobre cicatrices o morados, ya que estas zonas deberían protegerse del sol durante un mínimo de 6 meses.

En operaciones de liposucción o de abdominoplastia, que estamos hablando de una cirugía de remodelación corporal, tenemos la problemática asociada que estas intervenciones precisan la colocación de fajas y medias compresoras especiales por lo que es recomendable que el paciente pase su periodo de recuperación en ambientes frescos o con aire acondicionado para evitar el calor excesivo.

Una de las intervenciones más llevaderas en verano es la mamoplastia de aumento ya que se puede hacer vida normal a las pocas semanas de la operación e incluso ponerse un bikini. Si bien es verdad que la mayoría de los pacientes prefieren operarse los meses previos al periodo estival de intervenciones de contorno corporal y en los meses de verano de intervenciones como la rinoplastia, blefaroplastia, lifting... Que requieren una recuperación más larga y de mayor tiempo por lo que es ideal el periodo vacacional.

Bookmark and Share

martes, 20 de julio de 2010

La anestesia en cirugía estética

Muchas de las pacientes que acuden a una clinica de cirugia estetica comparten una misma preocupación, el miedo a la anestesia y a sus posibles consecuencias y efectos secundarios. Cualquier Unidad de Cirugía Plástica y Estética tiene que contar entre sus profesionales con un buen anestesiólogo ya que en cualquier operación quirúrgica la anestesia es un paso previo fundamental.

En la actualidad la anestesia es un procedimiento muy seguro, cada vez existen mejores medicamentos, equipos y técnicas más perfeccionadas y durante todo el procedimiento el anestesiólogo se encarga de monitorizar el estado del paciente y comprobar que se encuentre dentro de los parámetros normales de hipnosis, amnesia y analgesia.

El paciente debe conocer qué tipo de anestesia se va emplear en su caso particular pues para cada intervención es habitual un tipo distinto de anestesia. Por ejemplo la rinoplastia puede realizarse bajo anestesia local más sedación, o lo que es más frecuente, con anestesia general, dependiendo de la complejidad de la cirugía y de las preferencias del cirujano, el aumento de mamas se suele realizar habitualmente bajo anestesia general. Por su parte la liposucción si el procedimiento no va a ser muy extenso se podrá operar con anestesia local más sedación y en algunos casos se puede emplear anestesia epidural, la misma que se emplea para algunos partos. Operaciones de menor envergadura como la blefaroplastia se suele realizarse bajo anestesia local aunque a veces se opta por anestesia local más sedación.

Como ya hemos visto existen diferentes técnicas anestésicas idóneas para cada tipo de intervención y la idoneidad del procedimiento se basaría entre el consenso entre el cirujano, el anestesista e incluso el propio paciente que debería exponer sus preferencias personales.

En algunos pacientes tras la anestesia pueden darse algunos efectos secundarios como náuseas o vómitos que se alivian con fármacos antieméticos y la sensación de desorientación y atontamiento, efectos que desaparecen con relativa celeridad.

La cirugía estética, igual que cualquier otro tipo de cirugía, tiene riesgos inherentes como las alergias, las infecciones de tejidos, hemorragias, etc. Sin embargo el porcentaje de complicaciones generales es extremadamente bajo debido a que normalmente requiere una anestesia menos profunda y que por lo general se realiza en pacientes sanos.

Evidentemente antes de proceder a cualquier intervención hay que realizar un estudio del paciente con una serie de pruebas diagnósticas como análisis de sangre, un electrocardiograma, pruebas de coagulación, un cuestionario sobre los antecedentes médicos para conocer el estado de salud actual y pasado, alergias, medicamentos, cualquier reacción a la anestesia, si se fuma o se bebe alcohol… etc.  Para tener la mayor información posible del paciente, actualmente la anestesia es un proceso bastante seguro y con un riesgo de incidencias muy bajo.

Bookmark and Share

miércoles, 14 de julio de 2010

Varios apuntes sobre Cirugía Estética

Vimeo
El pasado mes de junio la emisora radiofónica de Barcelona, Radio Estel realizó un programa especial sobre cirugia estetica motivo por el que fueron entrevistados varios especialistas en cirugía estética y en medicina. Exponemos ahora las principales conclusiones y pequeños apuntes de mi intervención e incluimos el audio del programa en catalán en el enlace de vimeo.

Actualmente las operaciones quirúrgicas más demandadas en la Unidad de Cirugía plástica y estética Dr. Paloma son en primer lugar, el aumento de pecho y en segundo lugar, la rinoplastia. A pesar de que la rinoplastia es una de las operaciones más complicadas y supone un reto para el cirujano plástico que la realiza ya que cada paciente supone un verdadero desafío.

Sobre el aumento de pecho y los motivos que llevan a que algunas operaciones no queden especialmente naturales es debido a que en algunas ocasiones las propias pacientes quieren que se note su operación de aumento, porque algunos cirujanos utilizan prótesis redondas no anatómicas con lo que se nota mucho más la operación y que hay pacientes que están muy planas y es muy difícil disimular el aumento.

Los excesos en este tipo de operaciones son antiestéticos y nada recomendables pues pueden rayar incluso los límites de la salud. Es frecuente que haya pacientes que quieran unas medidas que excedan a su armonía corporal, hay que dialogar con el paciente y guiarle sobre su idea preconcebida, el cirujano tiene una responsabilidad muy grande.

El paciente tiene mucha información a su alcance que produce confusiones, el cirujano debe explicar la realidad del cuerpo del paciente, ya que cada aumento de pecho o cada rinoplastia es diferente a la siguiente y cambian las necesidades en cada caso. Por ejemplo el mismo tamaño de prótesis no es el indicado para todas las pacientes puesto que cada persona tendrá unas necesidades determinadas.

Otra de las realidades actuales de la cirugía estética es su generalización, ya no se concibe como algo elitista sino que se ha producido una estandarización de los precios e incluso su reducción debido a la actual coyuntura económica. Ya se pueden conseguir precios muy competitivos con los cirujanos plásticos más punteros sin recurrir a las tradicionales cadenas de cirugía estética donde la primera toma de contacto con el paciente la suele realizar un comercial, algo bastante desaconsejable.

Para el rejuvenecimiento facial la última revolución la está realizando la radiofrecuencia como técnica innovadora y escasamente invasiva, tecnológicamente es el futuro y ya se están consiguiendo muy buenos resultados sin necesidad de intervención quirúrgica.


Bookmark and Share

miércoles, 7 de julio de 2010

La confianza médico-paciente en cirugía estética

En la actualidad se está consiguiendo que las operaciones de cirugia estetica sean muy seguras siempre y cuando el paciente elija a un buen cirujano plástico que trabaje con el respaldo de una buena clínica con todas las instalaciones necesarias y que cuente con un buen equipo de apoyo, es importante contar con buenos profesionales anestesiólogos.

Pese a todo, estamos hablando de una intervención quirúrgica donde pueden existir riesgos pero aún así, la probabilidad de que surja una complicación grave es muy baja. Es obligación del paciente realizar un preoperatorio correcto y del cirujano valorar al paciente y ver si existe alguna contraindicación o patología que imposibiliten realizar la intervención.

A pesar de todo es indudable que para el paciente puede generar un cierto nerviosismo el enfrentarse a una operación quirúrgica. Este nerviosismo e incluso temor es muy comprensible y justificado.

Por otra parte uno de los peores temores del cirujano plástico es el miedo a que el paciente no se acepte tras la intervención. Es una de las tareas del cirujano hacer comprender al paciente qué puede esperar y que existe un periodo que incluso puede alargarse varios meses para que el paciente pueda percibir el resultado perseguido con la intervención estética. De ahí la importancia de conseguir del paciente que tenga capacidad de comprensión y la paciencia necesaria, de no conseguir esto incluso podría desembocar en una depresión psicológica por parte del paciente.

Por ello la confianza del paciente con su cirujano ha de ser completa. El cirujano debe saber trasmitir esta confianza al paciente que debe percibir que está en buenas manos y que existe una buena comunicación. Incluso la relación entre médico y paciente debe ser parecida a las relaciones personales, a veces hay buena sintonía y otras no. Por eso es bueno visitar a 2 ó 3 cirujanos antes de decidir, así si existe una buena comunicación entre paciente y cirujano, todo comenzará con buen pie.

Bookmark and Share

miércoles, 30 de junio de 2010

El futuro pasa por una cirugía estética menos agresiva y más armónica

La tendencia actual dentro de la cirugia estetica es la armonía y la naturalidad. Son los dos pilares sobre los que se debería sustentar cualquier trabajo quirúrgico dentro de la cirugía estética.

Actualmente la cirugía tiende a ser más conservadoras, abriendo el camino a tratamientos complementarios que suplan la cirugía agresiva con el objetivo de conseguir disimular el paso por el quirófano y a su vez, conseguir una rápida recuperación del paciente acortando el postoperatorio. Sin duda alguna, los últimos avances en el sector como el estudio de células madre o la radiofrecuencia están encaminados hacia una cirugía estética menos agresiva y mucho más armónica.

Salvo en determinadas pacientes que desean unas medidas evidentemente exageradas y que se vea que están operadas, lo normal es que si se nota que algo está operado es que está mal operado. La meta es la naturalidad, que la paciente note su mejoría pero siempre dentro de la naturalidad. Aunque en algunas operaciones estéticas como el aumento de pecho se siga demandado medidas algo exageradas hay que seguir un camino intermedio para lograr la satisfacción del paciente y la armonía necesaria.

Evidentemente la armonía es fundamental cuando estamos hablando de un concepto tan subjetivo como es la belleza, puede resultar fácil valorar la belleza, pero no el por qué es bello. Aunque queramos analizar el concepto de la belleza incluso en base a ciertas mediciones es totalmente insuficiente, el único punto en el que existe cierta coincidencia es que la belleza pasa por la armonía.

Bookmark and Share

miércoles, 23 de junio de 2010

Cirugía Estética y la Web 2.0

Gracias a la llegada de las nuevas tecnologías y su amplia generalización, actualmente el paciente maneja hoy una gran cantidad de información. Una persona interesada sobre el tema habrá leído en blogs y páginas web sobre la intervención de cirugia estetica que está pensando realizar y en qué consiste el procedimiento, habrá visto en redes sociales el perfil de los cirujanos con mayor reputación en su provincia, habrá preguntado en foros las posibles complicaciones del postoperatorio e incluso habrá podido acceder a fotografías de otros pacientes y de su evolución.

Algo impensable hace tan sólo unos años gracias a que Internet ha abierto un gran campo de divulgación en este sentido. Un fenómenos que se ha potenciado con la consolidación de la llamada web 2.0. En la red hay multitud de vídeos sobre intervenciones realizadas por profesionales de la cirugía estética, modelos en 3D y en algunas páginas se explica realmente con detalle y gran profundidad los procedimientos quirúrgicos.

Actualmente todo el mundo tiene acceso a la información, una avalancha informativa que aunque teóricamente es bueno, el problema es que el paciente llega a la consulta no asesorado por ningún médico, sino por lo que ha leído o visto en Internet y esto le puede llevar a conclusiones e ideas preconcebidas sobre la operación y el resultado del procedimiento quirúrgico que no siempre son correctas y que le están generando unas falsas expectativas que no son realistas.

El exceso de información previa del paciente puede ocasionar que demanden resultados irrealizables, desmesurados o que incluso puedan resultar perjudiciales o sencillamente que estén fuera del sentido común.

El asesoramiento personalizado por parte del cirujano plástico debe ser el punto de partida para plantearse o no la intervención ya que ante tal cantidad de información el paciente anda realmente perdido. Es el cirujano plástico quién debe indicar la idoneidad o no de una intervención e informar abiertamente al paciente de los resultados y no generar expectativas erróneas. El asesoramiento honesto y el sentido común deben prevalecer aunque el paciente se muestre muy interesado en realizar una operación de cirugía estética, si no es conveniente hay que explicarlo y hacerlo comprensible.

Actualmente aún no es posible mostrar al paciente mediante un modelo informático el resultado de su operación. Aunque existen en el mercado aplicaciones informáticas capaces de mostrar cambios morfológicos aproximados están muy lejos de poder enseñar al paciente lo que se intenta conseguir con su operación. Hoy por hoy, la clave consiste en conseguir un equilibrio entre las expectativas que una intervención de cirugía estética genera en el paciente y la carga de información recibida y asimilada proveniente de internet y saber transmitir al paciente la realidad, el qué se puede obtener realmente o no con su operación y lo que no.

Bookmark and Share

martes, 15 de junio de 2010

Puntualizaciones varias sobre la liposucción

La liposucción es sin duda una de las operaciones estéticas más demandadas dentro de la cirugía estética debido a su relativa facilidad y sus óptimos resultados. Es una técnica quirúrgica destinada a corregir aquellas zonas corporales en las cuales persisten acúmulos grasos muy difíciles de quitar mediante la dieta o el ejercicio físico.

Hay que precisar que el resultado dependerá de la calidad de la piel del paciente, la piel debe volver a su nuevo contorno corporal tras retirar la grasa, por ello en pieles jóvenes con mayor firmeza y elasticidad, se consiguen mejores resultados.

La liposucción, también llamada lipoescultura, se puede practicar en diferentes partes del cuerpo como caderas, muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen... siempre buscando un resultado de una piel tersa, dura y con resultados definitivos.

La liposucción es la técnica encaminada a la remodelación del contorno corporal, es una técnica sencilla de realización pero que exige una gran concentración para obtener un buen resultado. Las cicatrices que se realizan en esta técnica quirúrgica son mínimas, evidentemente se producen, pero son imperceptibles con el tratamientos y cuidados posteriores.

La recuperación de la liposucción se fundamente en varios puntos claves que debe seguir el paciente como son el uso de una faja diariamente durante un mes, un práctica incómoda pero necesaria para que la piel se adapte al nuevo contorno. La realización de masajes linfáticos que ayudan a que la nueva readaptación de la piel se realice de manera más fácil.

El paciente se reintegra a la vida normal muy rápidamente, en dos o tres días y el resultado no se aprecia hasta un largo tiempo después, incluso de dos o tres meses en muchos casos por lo que es importante que se tenga la paciencia necesaria.

La celulitis es técnicamente una inflamación de las células grasas pero comúnmente se utiliza para designar a los acúmulos que dan a la piel el aspecto de piel de naranja, la liposucción no es el tratamiento adecuado para combatir este efecto y no resuelve este problema, la liposucción es un tratamiento óptimo cuando está bien indicado como la eliminación de acúmulos grasos en zonas corporales como las conocidas cartucheras, en ningún caso la liposucción será un tratamiento para la obesidad. Cuando se realiza una liposucción lo que estamos consiguiendo es remodelar o corregir el perfil de la paciente de forma más armoniosa independientemente de su peso corporal.

Tras la operación existen dudas sobre si los acúmulos de grasa se pueden volver a reproducir, el paciente puede volver a engordar pero engordará de manera uniforme y sin que se acumule en los acúmulos, por ejemplo tras la eliminación de las cartucheras estás no volverán a producirse ya que se engorda de manera uniforme.

Bookmark and Share

miércoles, 9 de junio de 2010

La rotura de los implantes de silicona

Desde que se hiciera pública la retirada de las prótesis mamarias de silicona de la marca francesa PIP por un presunto fraude en su elaboración existe un ligero malestar entre las mujeres portadoras de prótesis ante la falta de información recibida por las autoridades sanitarias.

Las prótesis de la compañía denunciada ya no se estaban usando en España desde que la compañía gala cesara su actividad a finales de 2009 pero en cualquier caso la Agencia Española del Medicamento decidió acertadamente prohibir el uso de las prótesis de esta compañía y se recomendó a las pacientes que lleven implantes de esta marca que acudan al centro en el que se practicó la intervención o al cirujano correspondiente.

En todo caso, el fraude de la compañía PIP, con graves problemas financieros, pasaba por utilizar un gel de silicona que no se correspondía con el que declaraban en su prospecto y que ocasionaba un número de roturas de las prótesis por encima de la media. Esta rotura de la prótesis no ocasiona ningún problema de salud de importancia salvo una leve inflamación local y el trastorno que conlleva la sustitución de las prótesis rotas por otras.

Actualmente y hasta el desarrollo de nuevas técnicas, el implante de prótesis de silicona es la técnica más común y satisfactoria para el aumento de mamas en aquellas pacientes que lo deseen. Todas las prótesis que se comercializan en España son certificadas y evaluadas con el mayor rigor. La rotura de las prótesis no es nada habitual y los esfuerzos de la industria sanitaria están consiguiendo que la rotura de las prótesis se reduzca a un porcentaje muy reducido de casos, que se minimice el riesgo de salida del gel de silicona del interior de las prótesis y reducir las posibles complicaciones de los implantes como la llamada contractura capsular.

En cualquier caso la fuga del contenido de relleno o la rotura de la prótesis no ocasiona ningún problema grave de salud salvo el siliconoma, lo que se conoce a la reacción que se produce alrededor del material esparcido y que no tiene mayores consecuencias. En el caso de prótesis de suero salino, de uso muy limitado, el material es absorbido y su detección es más fácil, en el caso de prótesis rellena de gel de silicona su detección es más complicada pero en ambos casos se deben eliminar las prótesis defectuosas.

En la actualidad es muy común utilizar en cirugía estética prótesis con varias capas en su superficie externa de modo que sea difícil que el gel de silicona llegue a salir al exterior del implante, son prótesis de silicona de alta cohesividad que incluso dotan a la mama de una textura muy similar a la natural. Son prótesis sólidas y resistentes que ofrecen una gran durabilidad y al estar compuestas por gel de silicona cohesivo contienen un silicona muy densa y compacta. La rotura de las prótesis por viajar en un avión a gran altura no es más que una leyenda urbana sin ninguna base científica.

Bookmark and Share

miércoles, 2 de junio de 2010

La rinoplastia secundaria

La rinoplastia es una de las operaciones de estética más demandas actualmente en cualquier consulta de cirugía estética y esta tendencia va en aumento dentro del sector masculino.

Pero tras la realización de una rinoplastia no se puede emitir un juicio sobre el resultado de la operación hasta que no hayan transcurrido varios meses, incluso en ocasiones un año completo por la razón que este es el tiempo que precisan los tejidos para estabilizarse y las cicatrices para realizar su proceso de maduración. Es difícil que el paciente que realiza una rinoplastia en la Teknon asimile que este periodo pueda prolongarse tanto.

Hay que recalcar que la intención de la rinoplastia es que la nariz operada no llame la atención, el objetivo fundamental es que la nariz se integre plenamente en el contexto general de la cara produciendo un conjunto armónico y agradable, es decir, que no se detecte que ha sido intervenida y se produzca una armonía facial satisfactoria.

En algunos casos es necesario llevar a cabo una segunda operación cuando los resultados obtenidos no son los esperados, ya sea por graves alteraciones anatómicas iniciales, por trastornos en la cicatrización de los tejidos, por traumatismos postoperatorios, etc.  con lo que no se consigue el resultado deseado, si hay asimetrías, irregularidades en el contorno nasal, problemas funcionales, etc. el paciente deberá pasar por el quirófano para realizar algún retoque pero siempre a partir de los seis meses de la primera intervención. Esto ha de ser advertido al paciente antes de la operación ya que debe estar preparado para aceptar una nueva cirugía si fuera necesaria.

Este procedimiento es lo que se conoce como rinoplastia secundaria, una intervención que ha aumentado exponencialmente debido al aumento de la preocupación estética y la demanda de rinoplastias aún más complejas o por un resultado insatisfactorio de una primera rinoplastia realizada por un profesional no cualificado para una intervención tan compleja como es la rinoplastia. En ocasiones el uso de rellenos nasales con materiales defectuosos y no reabsorbibles puede abocar también a una intervención.

En algunos casos los propios hábitos de vida del paciente provocan una segunda intervención como en el caso de las reconstrucciones del tabique nasal que están aumentando por el mayor consumo de cocaína y es necesario la reconstrucción de tabiques nasales mediante el uso de tejidos propios del paciente para volver a "forrar" las estructuras dañadas por la cocaína y reconstruirlas mediante cartílago.


Bookmark and Share

miércoles, 26 de mayo de 2010

El uso de prótesis y la lactancia

Es evidente que existen ciertas inquietudes entre las mujeres que se han sometido a una operación de aumento de pecho o que se están planeando esta posibilidad con el tema de la lactancia. Dichas inquietudes están relacionadas generalmente con el desconocimiento sobre si por el uso de prótesis podrán dar el pecho a sus hijos con normalidad, si se verá afectada la cantidad o calidad de la leche materna o si aumenta el riesgo de padecer una mastitis puerperal durante la lactancia.

En términos generales el uso de prótesis de silicona no es ninguna contraindicación para la futura lactancia y los implantes mamarios generalmente no interfieren en la glándula mamaria. Todos los estudios han determinado que el uso de implantes no conlleva una cantidad mayor de silicona en la leche materna ni en la sangre. Y es muy raro que se produzca la rotura de la prótesis de silicona y el paso del líquido a la leche materna, la rotura es inusual y aun así, no se produciría una contaminación en cantidades perjudiciales.

En determinados casos algunas pacientes pueden notar algo de dificultad en la lactancia o en la cantidad de leche producida, son efectos relativos a la ubicación de las prótesis, la vía de acceso y la posición delante o detrás del músculo pectoral. Pero por regla general la lactancia no se verá afectada pues la colocación habitual de las prótesis por detrás de la glándula mamaria o debajo del músculo pectoral no interfiere en los conductos de la leche y la cantidad de leche producida está determinada por la prolactina que aumenta la secreción de leche de la glándula mamaria. Es habitual elegir como vía de incisión la zona areolar lo cual no influye en un posible dolor e irritación en el pezón durante la lactancia.

Es recomendable a las pacientes sometidas a una mamoplastia y que vayan a iniciar un periodo de lactancia que acudan a su cirujano estético para someterse a una completa revisión de las mamas y si tienen cualquier síntoma de mastitis poder tratarlo adecuadamente. Una resonancia magnética nuclear o ecografía nos permitirá conocer satisfactoriamente que no existe ninguna posible alteración

Hay que recalcar que durante el embarazo y la lactancia se aumenta el tamaño y el peso del pecho y tras finalizar este periodo se vuelve a reducir el tamaño, con lo que es inevitable una ligera caída del pecho. El uso de prótesis de gran tamaño o con una colocación inadecuada puede ocasionar en algunos casos la rotura de conductos y producir la retención de leche y una ligera merma en la cantidad de leche de la glándula mamaria. Una posible mastitis podría incluso necesitar de la retirada de las prótesis.

La elección de la forma de lactancia es libre elección de la madre y aunque se recomienda la lactancia materna pues posee muchos más beneficios para el bebé y no causa daños en las madres, otra opción a considerar es la lactancia artificial.
Concluyendo al tema de la lactancia en mujeres con prótesis decir que hay varios temas importantes.

En primer lugar la vía de abordaje para la colocación de la prótesis es determinante, por la vía periareolar, no se aconseja dar lactancia. Sí pueden hacerlo sin problemas las pacientes cuyas prótesis han sido introducidas por la vía axilar o por la del surco submamario.

En segundo lugar se ven más casos de encapsulamiento de las prótesis tras la lactancia que si no se ha dado lactancia. Y en cualquiera de los casos al dar lactancia es mucho más fácil que aparezcan estrías y cambie la forma de la mama por descolgamiento y flacidez de la misma por lo que se recomienda la lactancia artificial

Bookmark and Share

viernes, 21 de mayo de 2010

Unidad de Cáncer de Piel

En nuestra consulta del Centro Médico Teknon hemos puesto en marcha una unidad de especialización máxima en el tratamiento del cáncer de piel.

Esta enfermedad se produce por el desarrollo de células cancerosas en cualquiera de las capas de la piel y podemos distinguir dos tipos, el melanoma y la no melanoma

El cáncer de piel no melanoma es el más frecuente y se forma a partir de otras células de la piel que no son las que acumulan el pigmento, los llamados melanocitos. Se calcula que se diagnostican dos millones de casos nuevos al año en el mundo.

El cáncer de piel se da más en las personas de piel blanca que habitan regiones con climas soleados y que han pasado mucho tiempo expuestas a los rayos solares. Aunque puede aparecer en cualquier parte de la piel, es más frecuente que se presente en la cara, cuello, manos y brazos.

En los últimos años, la incidencia del melanoma maligno ha aumentado espectacularmente pero a pesar de esto, todavía representa menos del 3% de todos los tumores y las campañas de detección precoz han permitido que la mortalidad se reduzca a un 30%.

Siempre hay que recordar que ante cualquier cambio o anormalidad de la piel hay que acudir a un especialista, se puede identificar por un cambio en el aspecto de la piel, como una herida que no se cura o una pequeña protuberancia. También puede aparecer una mancha roja, áspera o escamosa con tendencia a crecer. El especialista procederá a extraer una muestra y analizarla, lo que se conoce como una biopsia, para comprobar si es un tumor maligno o no.

La unidad de Cáncer de Piel del Centro Médico Teknon es una unidad multidisciplinaria en la que unimos esfuerzos el Dr. Garcés, especialista en Dermatología de reconocido prestigio a nivel internacional en el tratamiento del cáncer de piel utilizando técnicas de cirugía de Mohs, el Dr. Paloma, donde aporto mis conocimientos en la cirugía reconstructiva de defectos cutáneos y el departamento de Radioterapia y oncología de Centro Médico Teknon (IOT) con terapias de apoyo complementarias.

Nuestro objetivo pasa por curar la enfermedad con unos márgenes adecuados. El mejor momento para hacerlo es la primera vez que se trata. Conseguir dejar la mínima secuela posible para que se siga realizando una vida totalmente normal tras el tratamiento, sea médico, quirúrgico o de radioterapia. Y en caso de tumores más agresivos poder contar con tratamientos de última generación en un enfoque multidisciplinar de las diferentes especialidades.

Bookmark and Share

miércoles, 12 de mayo de 2010

La cirugía estética también es cosa de hombres

Tradicionalmente las intervenciones de cirugía estética son mucho más demandadas durante los meses previos al verano, concretamente de marzo a junio cuando se inicia la conocida como "operación bikini".

El sector de la cirugía estética ha estado vinculado históricamente al sector femenino pero cada vez es mayor el número de hombres que acuden a alguna consulta para someterse a alguna operación de retoque de orejas o nariz

Las dos operaciones más demandadas por los hombres suelen ser la rinoplastia y la otoplastia o cirugía de las orejas, aunque actualmente están creciendo mucho la cirugía de los párpados y la reducción de senos o ginecomastia.

Y es que la preocupación por el aspecto físico ya no es sólo cosa de mujeres, cada vez son más los hombres los mayores consumidores de tratamientos para el cuidado de la piel o el envejecimiento y dentro de esta tendencia las operaciones de cirugía estética en hombres van en aumento.

Según los datos publicados por la Sociedad de Cirugía plástica, estética y reparadora de España en la última década se ha multiplicado el porcentaje de hombres que pasan por una consulta de cirugía estética. Y como en el caso de las mujeres, las consultas estéticas se multiplican en los meses previos al verano para mejorar su imagen corporal, sin embargo no es la época ideal para someterse a un tratamiento estético pues puede resultar perjudicial para las cicatrices una exposición prolongada al sol.

Las operaciones de cirugía estética más demandado por el sector masculino se realizan generalmente por motivos estéticos o para corregir afecciones que pueden ocasionar un trastorno psicológico y las más habituales suelen ser la otoplastia, operación muy sencilla realizada para corregir las llamadas orejas de soplillo, la blefaroplastia, operación también muy sencilla para corregir uno de los síntomas del envejecimiento facial como es la caída del párpado superior y la aparición de bolsas y la ginecomastia o reducción de los senos masculinos.

Bookmark and Share

miércoles, 5 de mayo de 2010

La sensibilidad y el aumento de mamas

Uno de los mayores temores de las mujeres que se acercan a cualquier consulta de cirugía estética de la Teknon es la pérdida de sensibilidad en la zona del pezón y la areola tras someterse a una operación de aumento de mama. Debemos tener en consideración que tras realizar una mamoplastia es frecuente la aparición temporal de hipoestesia o cambios en la sensibilidad pero rara vez la pérdida de sensibilidad es permanente.

La pérdida temporal de sensibilidad en la mama puede ser mayor o menor según determinados casos y poco a poco se va normalizando. Indudablemente la vía de acceso y la colocación de la prótesis es uno de los factores que más determinan la mayor o menor perdida temporal de sensibilidad, así esta puede ser mayor si la vía de acceso para la cirugía es el borde de la areola o menor si se utiliza el surco submamario. La vía de acceso axilar debe realizarla un cirujano muy calificado debido al riesgo de lesión sobre los nervios intercostales, se considera que esta vía es la de mayor tasa de anestesia o hipoestesia de pezón y areola.

Esta molesta pérdida de sensibilidad está ocasionada por la disección y alargamiento de las fibras nerviosas. En primer lugar se recupera la sensibilidad ante los estímulos táctiles debido al proceso de regeneración de las fibras nerviosas y finalmente se recupera la sensibilidad ante los cambios de temperatura. La regeneración de las vías nerviosas puede provocar parestesias o sensación de hormigueo o adormecimiento y molestos pinchazos durante un periodo de tiempo muy delimitado.

De todas formas es muy poco frecuente que la pérdida de sensibilidad sea permanente y su duración está condicionada por diversos factores como por ejemplo el tamaño de las prótesis elegidas debido a que un mayor tamaño provoca un alargamiento mayor de las fibras nerviosas. Tras la intervención quirúrgica de aumento de mamas la realización de suaves masajes puede ser útil para mejorar la normalización de la sensibilidad.




Bookmark and Share

miércoles, 28 de abril de 2010

La liposucción, unas sencillas claves

Una de las operaciones más realizadas con la llegada del buen tiempo en los equipos de cirugía estética de la Teknon es la liposucción. Pero primero que nada debemos aclarar que la liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino que es una operación quirúrgica destinada a corregir aquellas zonas corporales en las cuales persisten cúmulos grasos muy difíciles de quitar con la dieta o el ejercicio físico. Se puede eliminar la grasa acumulada de distintas partes del cuerpo: caderas, muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen, etc.

No estamos hablando de un sustituto a la pérdida de peso, sino un método para acabar con los antiestéticos acúmulos de grasa corporal que no se han podido eliminar mediante la dieta o el ejercicio. Cuando se realiza una liposucción en Barcelona lo que estamos consiguiendo en definitiva es remodelar o corregir el perfil de la paciente de forma más armoniosa independientemente de su peso corporal.

La técnica consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial a través de minúsculas incisiones en la piel. Se separa y fragmenta la grasa con lo que se facilita su aspiración al tiempo que se procura obtener volúmenes regulares y armoniosos.

Tras la operación se pone una prenda de presión en la zona tratada para ayudar a la piel a readaptarse a su nuevo contorno y hasta después de un mínimo de tres meses no se podrá apreciar completamente los resultados finales. Se puede dar el caso de necesitar algún retoque posterior para corregir alguna irregularidad o asimetría pero no es muy habitual.

Y es que la liposucción es una técnica muy efectiva para proporcionar un nuevo contorno corporal al paciente. Con un mantenimiento basado en una dieta adecuada y una práctica periódica de ejercicios físicos es posible conseguir unos resultados permanentes. La gran mayoría de los pacientes están contentos con los resultados obtenidos tras la operación y alcanzan un mayor grado de satisfacción con su cuerpo.

Si tiene pensado hacerse una liposucción recuerde que debe exigir todas las garantías y tomar varias precauciones cómo saber quién es el profesional que va a operarle y si es especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. También es importante cerciorarse de que clínica tenga todas las autorizaciones requeridas por Sanidad y debe pedir un presupuesto detallado con el importe de la operación.




Bookmark and Share

martes, 20 de abril de 2010

La reconstrucción de mama

Gracias a las últimas innovaciones técnicas es posible recrear una mama muy similar a la no extirpada en su forma, características e incluso textura. Incluso actualmente es posible y deseable, realizar la reconstrucción a la vez que se extirpa la mama para evitar cualquier posible trauma psicológico para la paciente. Sin embargo, cerca del 72% de las mujeres que han sufrido una mastectomía no se someten a una operación de reconstrucción de mama, un porcentaje altísimo si lo comparamos con los datos de otros países europeos.

Y es que aunque parezca increíble, la reconstrucción mamaria sigue siendo una gran desconocida para la mayoría de las mujeres que padecen un cáncer de mama y muchas de estas pacientes tienen la idea equivocada que la reconstrucción de mama pueda afectar a su recuperación o a la detección futura de posibles lesiones. Una percepción totalmente errónea pues está comprobada que la reconstrucción no afecta ni a la curación de la enfermedad ni a la detección de posibles nuevos cánceres.

Actualmente se está consiguiendo detectar antes el cáncer de mama y en muchos de estos casos incluso se está optando por proceder a la reconstrucción mamaria en la misma intervención quirúrgica que la mastectomía, con esto evitamos a la paciente posibles traumas psicológicos al verse la mama amputada. En algunas ocasiones no podemos proceder a este procedimiento debido al tratamiento que deben seguir determinadas pacientes tras la amputación, pero el ideal es la reconstrucción inmediata. Con la operación de reconstrucción mamaria se consigue recrear una mama con todas sus características y mejorar la calidad de vida de la paciente al no tener que utilizar rellenos externos y poder realizar una vida completamente normal.

Y sin embargo se calcula que menos de un 10% de las pacientes optan por someterse a la cirugía de reconstrucción en el momento de la extirpación de la mama. Un porcentaje muy bajo que puede deberse en algunos casos por falta de información de la paciente mastectomizada que debe ser informada correctamente sobre la posibilidad de someterse a una reconstrucción.

La reconstrucción inmediata exige el trabajo conjunto y coordinado del cirujano que extirpa la mama y el cirujano plástico, por ello es importante elegir un centro médico con las mejores instalaciones y el mejor equipamiento técnico y humano. Hay que añadir que actualmente las técnicas de cirugía reconstructiva son cada vez menos agresivas y logran resultados más naturales, la última innovación es la utilización de tejido de la propia paciente para reconstruir el pecho.

Bookmark and Share

martes, 13 de abril de 2010

Prótesis de silicona

El pasado mes de marzo se conoció que la empresa francesa fabricante de prótesis mamarias de silicona Poly implant prothése (PIP) había sido denunciada por las autoridades francesas por un fraude en la elaboración de sus prótesis tras comprobar que se estaba produciendo una tasa de roturas de esta marca algo superior a lo normal y se decidió suspender la puesta en el mercado, la distribución, la exportación y la utilización de las prótesis de esta empresa.

Las autoridades galas constataron que los implantes de esta compañía se estaba fabricando con un gel de silicona distinto del que había sido evaluado y aprobado, se estaba utilizando un gel de silicona que en algunos casos supuraba más rápido de lo habitual y producía la rotura del envoltorio.

Las autoridades españolas han decidido prohibir el uso de las prótesis de esta compañía y recomiendan a las pacientes que lleven implantes de esta marca que acudan al centro en el que se practicó la intervención o al cirujano correspondiente.

Me gustaría indicar que en la Unidad de Cirugía plástica y estética Dr. Paloma no se han utilizado ni se utiliza ninguna prótesis de esta compañía francesa. Utilizamos prótesis de la marca Allergan, multinacional médica reconocida por su liderazgo en productos de calidad y alta tecnología y que ofrecen todas las garantías sanitarias.

Según se ha informado desde la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora (SECPRE), las prótesis de la compañía denunciada, PIP ya no se estaban usando en España desde hace algún tiempo, la filial española de la compañía cesó su actividad en 2009 y en cualquier caso, la rotura de estas prótesis no conlleva ningún problema grave de salud salvo la molestia de retirar las prótesis y sustituirlas por otras, un gasto que deberá asumir la compañía francesa. Se recomienda a las pacientes que lleven prótesis de esta compañía que refuercen el seguimiento médico, mediante ecografías anuales para comprobar el estado de sus prótesis.

Hay que recalcar que todas las prótesis que se comercializan en España son certificadas y evaluadas con el mayor rigor. La rotura de las prótesis es algo muy raro, aunque técnicamente posible, que según los datos de las empresas fabricantes, sólo se produce en un pequeño porcentaje de los casos.


Bookmark and Share

miércoles, 7 de abril de 2010

La naturalidad, última tendencia en cirugía estética

La llegada del sol y del buen tiempo desencadena un renovado interés hacia las operaciones estéticas y es en estos meses previos al verano cuando se suele producir un considerable aumento del volumen de las operaciones de cirugía estética realizadas. En estas fechas, tras las primeras visitas a la playa o a la piscina, es habitual la demanda de intervenciones de cirugía mamaria como el aumento o reducción de pecho, la cirugía abdominal y las liposucciones.

Por otra parte, las últimas tendencias en el campo de la cirugía estética están avanzando cada vez más hacia la naturalidad en contraposición a los excesos de épocas pasadas.Cada vez más se demanda la naturalidad, la proporción y la armonía, incluso a la hora de realizar una operación de aumento de pecho muchas mujeres buscan que no se note el paso por el quirófano. Actualmente las mujeres empiezan a escoger implantes más naturales y pequeños, con un volumen adecuado a su fisonomía y muy alejado del gusto anterior por las tallas excesivamente grandes e incluso desproporcionadas.

Como en el resto de las actividades económicas, la crisis ha motivado un descenso en la cantidad de operaciones estéticas realizadas pero el sector de la cirugía estética es muy resistente gracias a que se mantiene alta la demanda, el principal problema es la dificultad de los pacientes de acceder a la financiación que antes ofrecían los bancos y ahora deniegan.

Y es que seguimos siendo uno de los países líderes a nivel mundial en número de operaciones estéticas realizadas y actualmente ya no se relaciona la cirugía estética exclusivamente con los famosos y las estrellas de cine sino que las operaciones estéticas son demandadas por grandes sectores de la población e incluso cada vez más por los hombres.


Bookmark and Share

miércoles, 31 de marzo de 2010

¿Qué es la abdominoplastia?

Actualmente entre muchas de las pacientes que acuden a una consulta estética del centro médico Teknon  existen numerosas dudas entre los términos de liposucción y abdominoplastia.  La lipoescultura, conocida comúnmente como liposucción, es una técnica quirúrgica empleada para eliminar depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo, habitualmente nalgas, caderas, muslos y rodillas frente a la abdominoplastia, operación con la que extirpamos el exceso de piel y grasa de la pared abdominal y también mejoramos la corrección de la flaccidez muscular.

Mediante la abdominoplastia reducimos el aspecto abombado del abdomen mejorando su aspecto, es una operación quirúrgica recomendada para pacientes que presenten una acumulación de grasa o un exceso de piel que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico o un descolgamiento abdominal motivado por un aumento de peso y pérdida posterior, algo bastante común en mujeres que han tenido varios embarazos. Es recomendable que sólo se sometan a esta intervención aquellas mujeres que han decidido no tener más hijos ya que un embarazo puede producir un nuevo descolgamiento, aunque esta operación no imposibilita ni puede afectar en ningún caso a un embarazo posterior.

La operación se suele realizar con anestesia general salvo en algunos casos de pequeñas abdominoplastias o en la liposucción abdominal que se puede emplear anestesia local más sedación. Después de la intervención el paciente llevará un vendaje que se sustituirá por una faja especial y un tiempo de recuperación que puede variar en cada caso. Son inevitables las cicatrices alrededor del ombligo y en el abdomen inferior pero irán mejorando con el transcurso del tiempo. Su suele situar la cicatriz en zonas discretas con la intención de que no sean visibles en bikini.

Con la abdominoplastia se consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha. En la mayoría de los casos los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y un ejercicio moderado realizado de manera periódica.


Bookmark and Share

miércoles, 24 de marzo de 2010

Nuevas técnicas para el aumento de labios

El campo de la cirugía estética está siempre en continúo proceso de investigación y desarrollo de nuevas técnicas para mejorar el resultado de las intervenciones estéticas.

Junto a las arrugas que se producen por el movimiento y la mímica facial como son las patas de gallo, las horizontales de la frente o las del entrecejo, la mejora del aspecto de los labios es una de las peticiones más comunes de las pacientes que acuden al centro médico Teknon para paliar los indicadores más evidentes del envejecimiento facial.

Actualmente la utilización de rellenos con ácido hialurónico permite redefinir el contorno labial, dar volumen y textura adecuados a los labios y región perilabial. Pero las últimas investigaciones se están centrando en una nueva técnica que utiliza el uso de de injertos del músculo y del tejido conjuntivo del cuello.

Este nuevo procedimiento que todavía se encuentra en proceso de investigación, permite mediante una técnica simple y de recuperación rápida, una mejoría en la apariencia física por al menos dos años ya que los resultado son más naturales y duraderos sin necesidad de rellenos artificiales.

Con esta nueva técnica, todavía son necesarios más estudios que confirmen la seguridad y eficacia del procedimiento, estaríamos ante una nueva forma de aumentar el volumen de los labios y con resultados más duraderos. El ideal sería una técnica de carácter permanente, sin asimetrías y que no produzca reacciones ni un aspecto no natural.

Otra de las vías de investigación para lograr el aumento de los labios es la centrada en el uso de células madre obtenidas de la grasa de la propia paciente. Esta técnica tiene un efecto permanente y al tratarse de grasa propia no produce reacciones adversas no deseadas.

martes, 16 de marzo de 2010

Cirugía estética tras el parto

Suele ser habitual que muchas de las pacientes que acuden a una consulta de cirugía estética del centro médico Teknon hayan sido madres recientemente y es que después del embarazo  muchas de las pacientes sufren bastantes cambios físicos relacionados con la gestación y el parto como cicatrices por la cesárea, estrías, flacidez en el abdomen o la caída del pecho, entre otros problemas.

Las cirugías más demandadas son la cirugía de mamas, la liposucción y la abdominoplastia. Es habitual la necesidad de realizar una mastopexia debido a que los senos de la paciente aumentan sustancialmente de tamaño durante la gestación y pueden deformarse tras ir perdiendo volumen con la lactancia con la correspondiente pérdida de elasticidad severa de la piel, con la caída consecuente del pecho. La cirugía de mamas permite recuperar la forma y dar mayor firmeza al pecho.

También es necesario en algunos casos la práctica de una abdominoplastia para corregir la aparición de estrías y la pérdida de elasticidad en la piel en esta zona, con esta técnica quirúrgica conseguimos eliminar la piel y grasa excedente y unir los músculos del abdomen.

Y por otra parte es común que tras el parto sea necesario realizar una liposucción para retirar el exceso de grasa provocado por la gestación y la falta de ejercicio, con este procedimiento se consigue eliminar los acúmulos de grasa que hayan podido aparecer durante el embarazo y volver a remodelar la figura de la paciente.

Y siempre teniendo en cuenta que las últimas tendencias en el campo de la cirugía estética están avanzando cada vez más hacia la naturalidad en contraposición a los excesos de épocas pasadas. Cada vez más se demanda la naturalidad, la proporción y la armonía a la hora de realizar una operación de aumento de pecho e incluso se busca que no se note el paso por el quirófano.

De igual modo las últimas investigaciones en cirugía estética se están centrando en conseguir intervenciones menos invasivas con iguales resultados pero que minimicen los riesgos quirúrgicos, es el caso de los últimos estudios en medicina regenerativa con la aplicación de terapias basadas en el uso de células madre y en la capacidad de éstas de regenerar tejidos.

miércoles, 10 de marzo de 2010

La reconstrucción de mama

La reconstrucción de mama tras un cáncer es uno de los procedimientos quirúrgicos más gratificantes dentro del campo de la cirugía plástica tanto para el paciente como para el profesional médico. Gracias a las últimas innovaciones técnicas es posible recrear una mama muy similar a la no operada en su forma, características e incluso textura. Incluso actualmente es posible y deseable, realizar la reconstrucción a la vez que se extirpa la mama para evitar cualquier posible trauma psicológico para la paciente.

Con la operación de reconstrucción mamaria se consigue recrear una mama con todas sus características y mejorar la calidad de vida de la paciente al no tener que utilizar rellenos externos y poder realizar una vida completamente normal.

El procedimiento ideal es aquel que permite la reconstrucción de la mama a la vez que se realiza la mastectomía y la paciente no sufre el trauma que supone la extirpación de la mama. Sin embargo, en algunas ocasiones la reconstrucción puede o debe posponerse por motivos médicos o por la complejidad de la reconstrucción y entonces se debe realizar una reconstrucción posterior.

El ideal, la reconstrucción inmediata, exige el trabajo conjunto y coordinado del cirujano que extirpa la mama y el cirujano plástico, por ello es importante elegir un centro médico con las mejores instalaciones y el mejor equipamiento técnico y humano.

Los posibles riesgos y complicaciones de la reconstrucción mamaria son los mismos de cualquier cirugía como posibles hematomas, cicatrices o problemas anestésicos. También se puede dar el problema de la contractura capsular si se emplean prótesis de silicona para la reconstrucción, problema que consiste en que el organismo crea una cápsula cicatrizal interna alrededor del implante que ocasiona que la mama reconstruida tenga una consistencia más dura de lo normal.

Es importante tener claro que la reconstrucción no tiene efecto en una posible recurrencia de la enfermedad de la mama, ni interfiere con el tratamiento de quimioterapia o radioterapia ni tampoco interfiere en cualquier tipo de revisión posterior.

El resultado obtenido tras una reconstrucción mamaria es definitivo y permite hacer una vida absolutamente normal y para la gran mayoría de las pacientes, la reconstrucción de la mama supone una gran mejoría ya que permite un mejor equilibrio psicológico al mejorar su calidad de vida.