lunes, 13 de septiembre de 2010

La otra realidad de la cirugía plástica

Esta semana vamos a ceder el blog a una de nuestras lectoras que nos ha pedido que publiquemos esta reflexión sobre el papel de la cirugía estética:

La otra realidad de la cirugía plástica.

Si bien es cierto que relacionamos cirugía plástica con la cirugía que se encarga de embellecer nuestro cuerpo no hay que olvidar que dentro de esta especialidad se encuentra también la cirugía reparadora, que está incluida dentro del catálogo de prestaciones de la Seguridad Social por entender que abarca las intervenciones de cirugía relacionadas con la salud y no con la pura estética.

La cirugía plástica no consiste únicamente en mamoplastias, abdominoplastias y estiramientos faciales. Creo recordar que en uno de mis primeros comentarios el Dr. Paloma me preguntó si era capaz de diferenciar la cirugía estética de la reparadora, dando a entender que ambas iban tan unidas que era casi imposible diferenciarlas.

El Dr. Paloma no estaba equivocado, ambas cirugías se engloban dentro de la cirugía plástica; sin embargo la finalidad es bien distinta. De lo contrario, la Seguridad Social no asumiría su coste.

A mi modo de ver, la SECPRE debería dar más información al respecto con el fin de tranquilizar a la población y transmitir la confianza que los medios de comunicación y asociaciones en defensa del paciente intentan empañar. Creo que tanto la SECPRE como la AECEP se equivocan con la postura que quieren adoptar, proponiendo que la cirugía estética pase de ser una cirugía de resultados a una de cirugía de medios, ya que estarían dándole la razón a sus detractores.

En los últimos años, los cirujanos plásticos han sido carne de cañón – y lo siguen siendo- para un público numeroso debido a las negligencias médicas de las que los medios de comunicación se han hecho eco. Eso da morbo y, por tanto, es noticia. El periodismo se está convirtiendo en una profesión corrupta que exagera y deforma la información ofreciendo la realidad que les interesa mostrar.

No ataco a unos y defiendo a otros, sólo intento ser justa como procuro serlo siempre, y aunque tire piedras sobre mi propio tejado debo reconocer que el periodismo es una profesión muy hipócrita que se mueve por intereses. ¿Cómo pueden acusar a la SECPRE de corporativismo si los propios periodistas y los medios de comunicación están comprados? ¿Cómo pueden hablar de transparencia y objetividad? 

Es una vergüenza que repitan una y otra vez esos “programitas basura” donde salen personas destrozadas, física y emocionalmente, tras someterse a una intervención de cirugía estética. Esto ya aburre, es de mal gusto y vulnera el derecho de la intimidad. Pero vende, y esas personas no tienen el menor inconveniente en mostrar sus heridas y en llorar delante de toda España previo pago porque les han hecho creer que sus experiencias evitarán que otras personas pasen por su misma situación. Se sienten héroes por unos minutos y eso les consuela.

Viva la doble moral, la manipulación y la falta de escrúpulo. Esto es España, esto es el mundo. En mi opinión, lo mejor que puede hacer la SECPRE es abandonar su hermetismo y potenciar la cirugía reparadora, así como la labor docente y humana que llevan a cabo desde su Fundación. Del mismo modo, reconocer sus déficits -que existen como en todos los colectivos- y realizar las mejoras oportunas en beneficio del paciente antes de que se disparen más las alarmas. La discreción es una gran virtud en el terreno personal, pero cuando hablamos de salud hay que ir un paso por delante.

Pero ¿por qué se habla tanto de cirugía estética y no de cirugía reparadora?
Muy fácil, porque la cirugía estética es la que vende, la que da dinero y la que te coloca en el escaparate del mundo. O te adaptas al sistema y pasas por el aro o eres un bicho raro. Es lamentable pero es lo que hay, y no nos queda otra que permanecer impasibles y seguir mirándonos el ombligo –o las cartucheras, dado el caso- o reaccionar y tener criterio propio.

No estoy en contra de la cirugía estética, sin embargo echo de menos en el blog comentarios de carácter más humano que ayudarían, sin duda, a que desapareciera la imagen frívola que se tiene de la profesión. La cirugía reparadora es igual o más importante que la estética y merece ser contemplada desde todos sus ángulos, incluso llegado el caso, desvincularla de la plástica.

Me gustaría que este blog sirviera también para concienciar de otra realidad que nos concierne a todos, la de los cientos de personas que por no tener recursos no pueden operarse de una cirugía que les cambiaría la vida. Para ellos la belleza física es algo secundario, ni siquiera se lo plantean. En el caso de estas personas lo que prioriza es la salud y poder llevar una vida digna. Por poner un ejemplo, en el Cottolengo (no sólo en el de Barcelona) se necesitan médicos y cirujanos para operar altruistamente a personas con importantes malformaciones. Ellos no piden nada, sólo aceptan lo que reciben de personas anónimas con todo su amor y agradecimiento, lo único que pueden ofrecer, que no es poco. Esas personas no necesitan una operación de estética, sino reparadora.

Espero que el Dr. Paloma se sume a la causa y que algún día, cuando alguien haga un repaso a su trayectoria, se le reconozca no sólo por ser un excelente cirujano en su especialidad sino por sus valores como ser humano y por conseguir que la cirugía plástica deje de verse como una frivolidad. Espero también que desde los blogs de cirugía estética, foros y redes sociales se apoye esta iniciativa.

Saludos.

12 comments:

yoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Janis dijo...

Hola Yoli,
Espero hayas pasado un buen verano.
No entraré a valorar si me parece justo que un cirujano cobre poco o mucho. Para serte sincera, desconozco ese dato. No obstante, encuentro más razonable que alguien cobre por un trabajo bien realizado, que requiere años de estudios, sacrificio y mucha concentración, que una persona reciba un dinero o un favor a cambio de airear sus trapos sucios. Es una cuestión de principios, de elegancia. La privacidad de una persona no tiene precio.
Te diré también que el dinero ganado a base de esfuerzo y trabajo no siempre corrompe, depende del uso que se le dé. Hay gente pobre más pobre interiormente y gente rica muy generosa y con grandes valores. Y a la inversa.
En España hay muy buenos cirujanos que dedican parte de su tiempo y recursos a ayudar a personas que necesitan ser atendidas. Por eso te digo que, en este caso, lo más prudente es no generalizar.
Un abrazo.

yoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
rafael dijo...

Hola,

En referencia al artículo "la otra realidad de la cirugía estética" reafirmar que este otro lado de la cirugía, la reparadora, en nuestro día a día tampoco se contempla por diferentes aspectos.El principal, Por que no reconocerlo por la desidia y falta de morbo de los médios de comunicación, pero a mi parecer no son los únicos. No debemos olvidar que vivimos en una sociedad donde el objetivo primordial es acercarse a un canon de belleza. ¿ No debiéramos también como sociedad culparnos de esta desidia y falta "interes"? Disculpad, soy consciente de que es un blog dedicado a la cirugía, así que volvamos a la cuestión que nos ocupa. El corporativismo existe tanto en el Periodismo como en la sanidad. Vamos a ser realistas " la independencia" en el ambito de la comunicación no existe, como siguen rezando en algun que otro medio de comunicación ya que están en manos de grupos de comunicación los cuales también se deben y se mueven por intereses tanto políticos como economicos. Pero este hermetismo afecta mas o menos dependiendo del cristal desde el que se mire, con esto tampoco pretendo vilipendiar a unos para subir a los altares a otros. emocionalmente previo pago" no tiene que ser un pago en metálico hay otros tipos de pago, tangamos que son personas vulnerables. Finalmente, quisiera añadir una última reflexión sobre la cirugía, cuando hablamos de beneficios ¿ a cuales nos referimos? se considera beneficio el hecho de volver a recuperar la movilidad de una mano o de cualquier parte del cuerpo, que son beneficios mas "materiales" o también se considera el beneficio "psicológico" de sentirse bien con uno mismo. Esto, me lleva a lanzar a mi pregunta ¿cómo catalogamos la "operación de cambio de sexo"? porque dependiendo de la comunidad autónoma está subvencionada por la seguridad social y en otras no.

yoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Janis dijo...

Hola Yoli,
no necesitamos que nadie se “moje” o nos acompañe en nuestro viaje por el mundo para bajarnos en la parada que más nos convenga. La aprobación de los demás sólo se trata de una excusa para justificar nuestros actos y en la vida estamos solos. No olvides eso.
En cuanto lo que comentas sobre la cirugía estética y la reparadora sólo añadir que la diferencia entre una y la otra no la establezco yo, ni tú, ni el Dr. Paloma, sino que viene de largo. Como curiosidad te comento que fue a partir de la Primera Guerra Mundial cuando la cirugía plástica tuvo su auge, tanto en Europa como en Estados Unidos, por la cantidad de soldados heridos que tuvieron que ser reconstruidos. Como verás, la cirugía plástica es bastante seria como para andarnos ahora con frivolidades. Aprovecho para decir que los cirujanos plásticos tienen mucha culpa en esto porque son los primeros que deberían poner límites y no permitir los excesos.
Bienvenido al blog Rafael. Es importante conocer la opinión de un hombre en estos asuntos porque no es lo habitual.
¿Qué es la belleza? Lo bello, lo hermoso, lo atractivo son conceptos muy subjetivos. Lo que para mí puede ser grato para ti puede suponer un horror, y al revés.
Para mí la belleza consiste en tener estilo propio y eso no se consigue en un quirófano. Y la personalidad es pieza clave cuando hablamos del atractivo de una persona. Eso tampoco se opera.Lo cierto es que la tendencia pasa por copiar estilos y seguir los patrones que impone la sociedad, cada vez más ordinaria o menos glamorosa, como queramos llamarlo.
Por otra parte, la pregunta que lanzas sobre la cirugía de cambio de sexo me parece muy interesante. En términos generales y asumiendo que me puedo equivocar, te diría que la operación de cambio de sexo se trata de una cirugía reparadora donde intervienen varios especialistas, con lo cual estaríamos hablando también de una cirugía o tratamiento multidisciplinar. En este caso, la estética actuaría más como valor añadido que como otra cosa. Ya que hacemos algo hagámoslo bien. Siguiendo esta teoría, la cirugía estética debería contemplarse en todas las intervenciones quirúrgicas. No es lo mismo hacer una sutura discreta que un zurcido cutre salchichero.
La operación de cambio de sexo es un tema muy interesante a tratar porque entra en juego un aspecto primordial: el aspecto emocional del paciente y su capacidad para afrontar el cambio tras la cirugía. A tener en cuenta.
Saludos a los dos.

yoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Janis dijo...

Hola Yoli,
no hables así de ti, tú no eres “cortita”. Tienes tus dudas, tus inquietudes y me parece bien que quieras resolverlas. Si te he hecho sentir así con alguno de mis comentarios te pido disculpas. Cuando hablo de excesos me estoy refiriendo a esas personas que se operan absolutamente todo, más por un tema de inseguridad que por un problema real. Y que conste que no estoy en contra de la cirugía estética, sino del abuso porque entiendo que el abuso no conduce a nada bueno, y no sólo en el tema que nos ocupa.
Bien Yoli, prefiero dejar aquí la conversación porque se hace repetitiva y no aporta nada nuevo al blog. Espero volver a intercambiar opiniones contigo más adelante.
Un beso.

yoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
rafael dijo...

Hola desde tierras castellanas...más concretamente de Valladolid. Creo que lo interesante de este blog es que se pueda hablar desde los diferentes puntos de vista, sin que ello comporte favoritismos hacía unos y desconsideraciones hacía el otro. Creo que el "derecho" a sentirse agusto con uno mismo, ya NO entiende de sexos, es tan importante para un hombre como para una mujer, aunque quizás por razones distintas en la superfície pero iguales o muy similares en el fondo. Una vez aclarado esto, me gustaría plantear mi cuestión, he oído hablar de que en los hombres también se realiza una "reducción de mamas" que ahora mismo no me acuerdo como se llama, ¿es esto cierto,en qué consiste exactamente?

Bueno como se dice por estos lares, hay que llamar las cosas por su nombre, "al pan "pan" y al vino "vino".

Un saludo

Rafael

Helena Moliner dijo...

Vamos a ver, ¿pero quién es esa lectora que escribe en esta ocasión en este blog? ¿No será el mismo Dr.Paloma que pone en boca de una persona anónima lo que él mismo quiere decir pero queda mal que él lo diga? Venga, venga, que ya no sabemos qué hacer para promocionarnos....

ISIS dijo...

Donde hay q tener cuidado es en los foros, para q nadie nos engañe. No creo q el dr.Paloma de su opinión sobre esto, ya q llevo leyendo su blog hace tiempo y lo he visto responder muy pocas veces,pienso q el pasa un poco y solo se limita a oir ver y callar escribir en su blog cuando le apetece y poco más.